Relocation internacional: cómo evitar costos inesperados

Junio 11, 2018Mudanza corporativas y de oficinasMudanza InternacionalRelocation e Inmigración a Chile

relocationc-costs.jpg

Relocation internacional: cómo evitar costos inesperados

Junio 11, 2018 Mudanza corporativas y de oficinasMudanza InternacionalRelocation e Inmigración a Chile

Entonces, ya has planeado tu mudanza cuidadosamente, has investigado todo lo que crees necesario para tu relocation internacional y estás listo para partir. Pero mientras te paras en la fila del check-in de tu vuelo y revisas nerviosamente tu pasaporte por enésima vez, ¿todavía te preguntas qué podría salir mal?

Uno de los beneficios de planear con anticipación y de encargar la relocation a un especialista experimentado es que ellos sabrán qué hacer cuando surjan problemas y ayudarán a resolverlos. Pero para ayudar a prepararte para los costos inesperados que pudieran surgir, aquí hay algunos consejos.

1- Empaca lo correcto:

No solamente es  necesario saber que hay varias opciones de embalaje para tus pertenencias que pueden ayudarte a evitar costos inesperados por daños o roturas, sino que tener a mano las cosas necesarias para las primeras semanas también te hará evitar estos costos extras.

Una de las razones por las cuales la gente se sale de su presupuesto de relocation es porque tiene que salir a comprar cosas esenciales que no encuentra o no tiene a mano, y que seguramente necesitará ante una emergencia. Estas cosas son las que debes asegurarte de llevar contigo o por lo menos que lleguen primero o estén embaladas de forma fácilmente identificable.  Esto incluye ropa, sábanas, toallas, zapatos y otros artículos similares de uso diario, así como un buen suministro de tus artículos de tocador favoritos y, por supuesto, cualquier medicamento esencial. Además, especialmente si viajas con niños, recuerda incluir algunos artículos muy personales, por ejemplo, juguetes de peluche, mantas favoritas, fotos e imágenes para ayudarlos a sentirse como en casa cuando lleguen.

2-Empaca bien:

Una compañía de mudanzas internacional con experiencia no solo te aconsejará sobre qué empacar, sino que también te ayudará con el trabajo de embalarlo.  Son expertos en hacer que los objetos con formas asimétricas (como las sillas) quepan en cajas que minimizan el volumen de la carga y reducen los costos de envío. Contrátalos con tiempo para que puedan minimizar sus costos.

3- Organiza los documentos y tiempos de aduana y despacho:

Cada país tiene sus reglas aduaneras y si cometes el error de olvidar algún documento para la aduana, seguramente te enfrentarás a una variedad de costos inesperados por demoras. Algunos de los problemas de expatriados más caros se reducen a la burocracia local o a llevar cosas que no son permitidas.  Por ejemplo, algunos países prohíben la importación de alcohol o armas de fuego, y en general no se permite enviar productos perecederos.

También se pueden incurrir en cargos de almacenamiento en el puerto si tus pertenencias llegan antes que ti y tienes que pagar depósito en aduana. Si estás mudándote con tu mascota y no tienes los permisos correspondientes, deberás pagar extra por su estadía en perreras.

4- La ruta puede ser complicada:

La naturaleza propia del proceso de envío de contenedores por mar, aire o tierra significa que pueden ocurrir daños. El mar puede estar tormentosos, en las rutas hay accidentes, los aviones pueden presentar escalas de emergencia, y las grúas no siempre son suaves con las cargas.

Si tus pertenencias se embalan correctamente, lo más probable es que soporten los embates del viaje, otra gran razón para utilizar empresas de relocation internacionales experimentadas. Ten en cuenta que pagar algo más al contratar una empresa y no organizarlo todo tú mismo, se compensará ampliamente al minimizar los problemas.  Podrás compensarlo no solamente evitando la pérdida o rotura de los objetos que trasladas, sino también al ayudar a acelerar el inevitable papeleo, y no tener que pensar en eso justo ahora que debes comenzar tu nuevo trabajo en otro país.

5-Un hogar disponible:

Es posible que la casa o departamento adonde te instalarás no esté lista y te veas obligado a quedarte en un hotel (lo que ocasiona costos inesperados, por supuesto) ¿Realmente has visto la propiedad o le has pedido a un colega de confianza que lo haga?  En caso de mudanzas internacionales suele estar disponible un recorrido online que permite verificar el estado de la propiedad, pero puede haber problemas de limpieza, mantenimiento o servicios que no estén resueltos. Por ejemplo, que no haya luz, agua, gas o calefacción y que debas alojarte en un hotel.

También es esencial tener los electrodomésticos instalados y funcionando antes de que te mudes a tu nueva casa. Cuando llegues, tomar una ducha caliente o tener acceso a banda ancha serán cosas más necesarias que nunca…

6-Respira tranquilo con una empresa certificada por FAIM:

Nunca se puede estar 100% seguro de que no habrá ningún imprevisto, pero si cuentas con el apoyo de un  experto en mudanzas y relocation, como los que cuentan con la certificación  FAIM, no te equivocarás y los imprevistos que pudieran surgir no serán ni costarán demasiado.

Nunca mejor dicho que en estos casos, es mejor prevenir que curar.

Fuente: