5 Razones que explican el fracaso de los expatriados

Septiembre 7, 2016Relocation e Inmigración a Chile

fallas-y-errores-expatriados-1200x800.jpg

5 Razones que explican el fracaso de los expatriados

Septiembre 7, 2016 Relocation e Inmigración a Chile

Las asignaciones internacionales pueden ser muy interesantes para los ejecutivos y, a la vez, muy beneficiosas para la organización. Sin embargo, el riesgo que se corre es alto; de acuerdo con el INSEAD (Institut Européen d’Administration des Affaires), la proporción de fracasos de asignación de expatriados puede llegar hasta un 50%.

Hay una serie de razones – algunas vinculadas a la persona, otras a la organización -, pero una sola basta para transformarse en un regreso anticipado y una gran decepción para la empresa y el expatriado.

1. Elegir a la persona equivocada

La selección de talentos expatriados es la decisión más importante, pero muchas empresas no saben realizarla correctamente y fracasan. El problema es que, a menos que exista un precedente (es decir, se elige una persona con un historial de asignaciones de éxito en diferentes países), es muy difícil determinar qué cualidades que se necesitan para conseguir una misión exitosa. A veces, un ejecutivo prospera porque es más sensible a su nuevo entorno y capaz de adaptarse rápidamente a él.

No obstante, a veces pasa todo lo contrario. También se observó, con la misma frecuencia, que un expatriado exitoso era aquel con un conjunto definido de valores, los cuales le permiten trabajar consistente, profesional y eficazmente independiente de su medio social.

Claramente, ambas características son deseables, pero el nivel de compromiso es a su vez lo que puede marcar la diferencia.

2. La falta de apoyo local

No todo se trata de las personas, el país anfitrión tiene un papel crucial que desempeñar, y el individuo más importante es el “patrocinador anfitrión”, en inglés host sponsor. Su función es proporcionar el apoyo para ayudar al ejecutivo a encajar, ya sea a nivel social, profesional o doméstico en el nuevo país. Sin este soporte, el fracaso puede encontrarse a la vuelta de la esquina. Una persona que recién se reinserta en el nuevo trabajo, puede no tener suficiente tiempo de gestionar sus asuntos personales, por lo que es crucial apoyarlo, idealmente contratando servicio de relocation o designando un anfitrión que represente a la empresa en destino.

3. Desconexión con el país de origen

Es importante mantenerse en contacto con compañeros de trabajo y mantener una vida familiar y social activa. Cuanto más aislado se sienta un expatriado, más probabilidades de fracaso de su misión. En el caso de aquellos que viajan sin familia, lo ideal es poder tener un pasatiempo además del trabajo, como actividades deportivas o participar de un club social, entre otras.

4. Dificultades domésticas

El apoyo de la familia es fundamental. Es importante detectar e indagar acerca de las necesidades que tendría ésta en el lugar de destino, para así poder así entregar mayor tranquilidad al expatriado con respecto a sus expectativas. Por lo general, creen que cualquier problema que se mencione, será leído por la empresa como que “no están a la altura” del cargo y se olvidan de pedir ayuda. Irónicamente, las personas que podrían ayudar suelen ser los últimos en enterarse. Para evitar esto, la comunicación frecuente y abierta es esencial para una misión exitosa.

5. La falta de planes

En un mundo perfecto, cada misión en el extranjero debería ser estratégicamente planeada y ejecutada. La verdad, es que actualmente las necesidades de recursos de la organización pueden cambiar repentinamente y se puede requerir de llenar una plaza vacante en el extranjero, de la noche a la mañana. Todo profesional necesita tiempo para prepararse de forma práctica y mentalmente para su nuevo desafío, así como la organización necesita tiempo para para elegir al candidato adecuado y realizar los preparativos para el traslado. Sin embrago, a veces la urgencia es la que manda y los resultados no son los esperados.

Fuente: FIDI